Aplicación en Calefacciones de Barrio

Los District Heating o redes de calor centralizadas

Las redes de calor centralizadas permiten abastecer de energía térmica a un gran número de edificios a partir de uno o varios puntos de producción.

La distribución se realiza mediante una canalización enterrada de tuberías aisladas térmicamente que transportan el fluido térmico (agua caliente) hasta los edificios.De esta manera, cada usuario dispone de forma independiente del servicio térmico deseado.

De manera general, un sistema DH está compuesto por los siguientes elementos:

  • Central de producción, donde se genera la energía térmica del sistema mediante uno o varios equipos de producción (calderas) con sus correspondientes equipos de filtrado para la máxima reducción de emisiones a la atmósfera.
    Generalmente se dispone de depósitos de acumulación o depósitos de inercia que mejoran el rendimiento global de la instalación.
  • Red de distribución para llevar la energía generada en la central hasta los puntos de consumo, en la que las pérdidas deben ser mínimas para conseguir una máxima eficiencia del sistema.
  • Subcentrales térmicas, ubicada en cada uno de los puntos de consumo servidos por el sistema. Está formada por intercambiadores de calor y aparatos de medida y regulación para la transferencia de energía desde la red de distribución hasta el edificio o la central existente.

En la mayoría de los casos, estos sistemas se gestionan mediante mecanismos de venta de energía. Existe una empresa de servicios energéticos que gestiona la instalación y cobra a los usuarios según su consumo energético, con lo que éstos ven reducida su factura energética.

La Directiva 2009/28/CE relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables promueve estas instalaciones y considera que es necesario establecer mecanismos para fomentar sistemas de calefacción y refrigeración urbana a partir de energía procedente de fuentes renovables por parte de los estados miembros.