Propuesta proyecto Barrio Chantrea

1.- CENTRAL EFIDISTRICT

La Central de Calor EFIDISTRICT se ubicará en una parcela que dispone de acceso directo desde la Ronda norte (PA-30) y funcionará en un porcentaje superior al 90% con energía renovable de origen local, biomasa forestal.

La utilización de biomasa forestal como combustible, además de los beneficios medioambientales que aporta (es una energía de origen renovable y se considera NEUTRA desde el punto de vista de las emisiones de CO2), nos permite disminuir nuestra dependencia energética al tiempo que genera empleo local y riqueza para el conjunto de la Comunidad Foral (el 70% de la masa forestal navarra es de titularidad pública).

La instalación dará un servicio de 24 horas en la producción de agua caliente y dispondrá de un gran depósito de acumulación, lo que permitirá aprovechar el calor producido durante la noche (cuando la demanda disminuye).

Además de calefacción y ACS, se prevé la producción y distribución de frío mediante una pequeña red que permita el suministro a los edificios asistenciales y de servicios, situados en el entorno de la central.

Fases: Según el estudio elaborado por AIN para la Central EFIDISTRICT se prevé el desarrollo del proyecto en 2 fases, de tal forma que tanto el edificio como las instalaciones generales permitan la ampliación de los equipos de producción a la demanda futura.

 

FASE 1: CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN DE 14,5 MW

  • 4,5 MW mediante equipos alimentados por biomasa.
  • 10 MW alimentados por gas natural, para el apoyo en la generación de calor en puntas de consumo o en períodos de mantenimiento o averías.
  • 1.800 m3 en acumulación y equivalentes a otra caldera de 10 MW.
  • Aproximadamente 2.200 viviendas y 8 edificios públicos.

 

FASE 2: CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN HASTA 29 MW

  • 9 MW mediante equipos alimentados por biomasa.
  • 20 MW producidos por gas natural, para el apoyo en la generación de calor en puntas de consumo o en períodos de mantenimiento o averías.
  • 1.800 m3 en acumulación y equivalentes a otra caldera de 10 MW.

 

En su conjunto, con la Central Efidistrict se plantea dar servicio de calefacción y ACS a más de 4.500 viviendas y a un amplio número de edificios dotacionales y de servicios.

De acuerdo a los datos obtenidos tanto de la situación actual como del estudio de la situación futura, se espera una importante reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI’s) de 4.213.804 kg CO2-eq en la FASE I y 8.965.540 kg CO2-eq en la FASE II, debido al cambio de las instalaciones actuales por una única central térmica con uso de biomasa como combustible principal.

Además, la realización de este proyecto, que supone la sustitución en torno al 90% del consumo de los actuales combustibles fósiles en uso (gasóleo y gas natural) por BIOMASA, proporcionará una calificación energética A para todas aquellas viviendas que se sumen a la Red de Calor por lo que, teniendo en cuenta que los edificios objeto de proyecto fueron construidos antes de 1980, la mejora será de al menos una letra en la escala.

Ámbito de actuación e infografías de la futura Central de Calor

Planta General de la Central de Calor Efidistrict

2.- RED DE DISTRIBUCIÓN

El circuito primario discurrirá por las calles enterrado en una zanja para transportar la energía desde la Central de producción hasta los puntos de intercambio de energía en los edificios o grupos de calor existentes.

Para el transporte de energía térmica se utilizarán canalizaciones preaisladas que se suministran ya calorifugadas de fábrica y que disponen de un sistema de detección de fugas. Dicho sistema permite detectar cualquier humedad indicativa de una fuga de agua desde el interior de la red o de filtraciones desde el exterior de ésta.

En la misma zanja, se dispondrá de canalizaciones para el paso de cableado de fibra óptica que permitirá monitorizar desde la Central el funcionamiento, tanto de la red como de los puntos de entrega de energía a los clientes en tiempo real.

La red funcionará en circuito cerrado bajo el principio de caudal variable (bombeo en función de la demanda térmica) y temperatura de impulsión y presión diferencial constantes. Este modo de operación permite que la capacidad de reacción de la central de producción se ajuste a las variaciones de la demanda, además de evitar el riesgo de reventones y fugas en los conductos derivados de frecuentes variaciones en la temperatura de impulsión.

Según el estudio elaborado por AIN, la dimensión de la red en la Fase 1 será de 2,7 km que se ampliará en 1,6 km en una segunda fase hasta completar un trazado de unos 4,5 km. No obstante, el diseño de la red puede variar o incluso aumentar en función de los potenciales clientes que vayan surgiendo en los próximos años.

Red de Distribución de Calor Fases 1 y 2  EFIDISTRICT